Cómo el potasio en las plantas define la calidad de tus cultivos: nutrientes esenciales

Noticias
18 octubre 2022
potasio y su importancia en el olivo

El potasio (K) es un nutriente imprescindible para las plantas y forma parte de los macroelementos esenciales: nitrógeno (N), fósforo (P), potasio (K), azufre (S), calcio (Ca) y magnesio (Mg). En la agricultura tiene especial importancia en la optimización del rendimiento de la cosecha y en la mejora de la calidad de los frutos mediante el aumento del contenido de azúcares en las frutas (grados Brix) y mejorando el tamaño de las frutas en las hortalizas, el contenido de proteínas en los cereales y el rendimiento graso de la aceituna

Este mineral se aplica a los cultivos a través de fertilizantes o abonos, aunque hay que ser precavidos con las cantidades usadas, dado que puede excederse o no alcanzar la cantidad óptima de potasio necesaria para la planta, ¿quieres saber cómo detectar y solucionar estos problemas? Te lo contamos:

Importancia del potasio como macronutriente esencial en las plantas

El potasio juega un papel fundamental en las plantas al participar en procesos esenciales para su desarrollo como: la fotosíntesis, la respiración celular, la apertura y cierre estomático, la absorción de agua, el metabolismo de proteínas, la absorción y uso de nutrientes, el fortalecimiento de la pared celular y la activación enzimática. Todo esto posiciona al mineral como un nutriente indispensable para el correcto desarrollo y crecimiento vegetal, siendo imprescindible su control en cualquier tipo de cultivo para asegurar una producción agrícola lo más eficiente posible.

Efectos de la deficiencia del potasio en las plantas

La falta o déficit de potasio en las plantas puede ocasionar que un cultivo no se desarrolle cómo debería, disminuyendo su productividad, cantidad y calidad de los frutos obtenidos. Además de afectar al crecimiento del cultivo, también disminuirá sus defensas frente a diferentes tipos de estreses externos y enfermedades.

Esta carencia puede manifestarse en las cosechas, principalmente, por falta del macroelemento en el suelo o debido a la mala calidad del mismo. El 90 % del potasio del suelo no está disponible para la planta y una solución es emplear enmiendas de suelos que mejoren su calidad como BRANDT Humisol o Humisol 25 Green.

Síntomas de deficiencia de potasio

Distinguir de forma visual la deficiencia de potasio en un cultivo no es una tarea sencilla, pues coinciden con los de otras carencias minerales, por lo que se recomienda contrastar lo que se observe en la planta con la composición del suelo. Dicho esto, de forma visual se puede sospechar de deficiencia de potasio cuando se observe amarilleamiento o clorosis en las hojas más viejas, normalmente a lo largo del margen de la hoja. En casos más graves este margen puede llegar a desprenderse.

Efectos del exceso del potasio en las plantas

Aunque la deficiencia de potasio en las plantas es importante no podemos olvidarnos de que el exceso de este macroelemento también puede afectar negativamente a nuestros cultivos, ¿cómo? Puede hacer que la planta no absorba otros nutrientes importantes como el boro, el calcio, el hierro, el magnesio y el zinc. Además, si el exceso es considerable también causará toxicidad en la cosecha, manifestándose en las hojas más jóvenes que crecerán con menor tamaño y presentarán clorosis. Y eso no es todo, también habrá hojas que aparezcan enrolladas y secas, la planta crecerá menos, los tallos serán más finos de lo habitual, se desarrollarán menos raíces y los frutos tendrán un sabor más ácido y no presentarán el color esperado.

Sin embargo, siempre se podrá solucionar este exceso disminuyendo la cantidad de abono que se le aporta al cultivo, o dándole un tiempo de reposo sin abono, rectificando la cantidad de potasio en la solución de riego o haciendo un lavado de raíz del sustrato.

Papel esencial del potasio en olivar

Aunque el potasio es un nutriente esencial para todas las plantas su déficit o exceso puede ser más importante, e incluso clave, en ciertos cultivos. Este es el caso del olivar.

En el cultivo del olivo el mineral que se requiere en mayor cantidad para su crecimiento es el potasio, convirtiéndose en el elemento clave para la producción y recolección de aceitunas y siendo responsable de: la acumulación de sustancias de reserva en el tronco y en las hojas, el trasporte de hidratos de carbono desde las hojas hasta los frutos, el aumento del calibre y del rendimiento graso de la aceituna, la regulación hídrica de la planta y la resistencia a temperaturas extremas, a parásitos y a la salinidad del suelo. Por ello, conviene asegurar que el olivar tiene las cantidades óptimas de potasio a través de un programa de fertilización adecuado en concentración mineral, modo de aplicación y temporalidad. Un buen ejemplo de fertilizante a emplear, que además contribuye a una mejor absorción mineral, es un fertilizante NPK de alta densidad rico en potasio como BRANDT® HD K (10-5-40 p/v) y/o Manni Plex K, un potasio complejado con nuestra tecnología Manni Plex.