En 2019 cerraremos el tercer año completo desde que la multinacional Brandt eligió nuestra planta de producción en Carmona para establecer su filial europea y atender los mercados de Europa, Oriente Medio y África (EMEA). Es buen momento para ir repasando algunos datos de lo que ha sido la evolución de la antigua Tragusa a la nueva Brandt Europe, una evolución que atestigua el crecimiento tanto cuantitativo como cualitativo en todos los órdenes: capacidad de producción, empleo y cartera comercial.

Comenzando por el primero de estos ámbitos, resulta bien elocuente que la producción de la planta ha pasado de las 9.000 toneladas de 2016 a las 15.000 toneladas con las que cerraremos este ejercicio. Lógicamente, ese crecimiento en el volumen de producción ha estado asociado a un incremento de la plantilla de la fábrica que ha pasado de 54 a 86 trabajadores.