Nuestra empresa está continuamente investigando e innovando en los sistemas de entrega de nutrientes a la planta.

Bajo ciertas condiciones, la fertilización foliar tiene importantes ventajas con respecto a la aplicación de fertilizantes al suelo. Pero para ello es importante que el fertilizante foliar cumpla ciertos parámetros. La solubilidad es uno fundamental, como también lo es la capacidad de absorción y de translocación a los sitios de metabolización. Aplicar micronutrientes en una planta no asegura la absorción o entrada de los mismos. La tecnología de Brandt va precisamente orientada a mejorar la eficacia de la absorción y ese es un aspecto en el que estamos investigando continuamente: cómo mejorar la entrega de nutrientes a la planta.

Una de nuestras líneas está formulada para proporcionar micronutrientes a los puntos de crecimiento de la planta. Es una mezcla única de azúcares alcoholes con un tamaño molecular muy pequeño, capaz de penetrar a través de una mayor cantidad de poros trans cuticulares y de estomas que cualquier otro producto. Con ello conseguimos que la planta considere nuestra química como un ingrediente natural, permitiendo que penetre fácilmente en el floema, entregando más nutrientes de manera efectiva. Esta tecnología nos permite una gran absorción y translocación de diferentes elementos (B, Zn, Mn, Ca, Mg, K) en todas las especies vegetales.