Desde la integración en BRANDT, además de aumentar nuestro músculo tecnológico y enriquecer nuestra cartera comercial con productos de mayor valor añadido, nuestra compañía ha reforzado enormemente su penetración en mercados internacionales. De ser una compañía volcada al mercado ibérico (España y Portugal), nos hemos convertido en una organización con una clara vocación y orientación internacional, con el foco puesto globalmente en el mercado EMEA.

Los resultados nos están dando la razón en ese esfuerzo internacional. En 2020 las ventas internacionales representarán ya casi la tercera parte de nuestra facturación y habrán crecido más de un 112% desde 2018. Si en 2019 subieron más de un 60%, en 2020 la previsión es que superen el 30% con respecto a 2019.La mayoría de estas ventas exteriores están además relacionadas con nuestras especialidades y en muchos casos con una importante participación de nuestro laboratorio en su diseño y adaptación a la legislación específica europea.