En el primer año completo de funcionamiento, Brandt Europe facturó 20,5 millones. Con una previsión de cierre este ejercicio de más de 24 millones, el crecimiento de la facturación en tres años habrá sido del 17%. Pero quizás lo más relevante es que este crecimiento se ha sostenido fundamentalmente en los productos de mayor valor añadido y margen.

Las ventas de estos llegarán a los seis millones en 2019 y representarán por tanto casi una cuarta parte del negocio total de la compañía. Todas las exportaciones exteriores son de especialidades y las ventas de estos productos se han quintuplicado también en la Península Ibérica. Y esta es la tendencia y la apuesta de futuro. No abandonaremos ni muchos menos los genéricos, donde tenemos una posición muy sólido y seguimos creciendo algo, pero nuestra orientación estratégica apunta al crecimiento de los fertilizantes de especialidad y productos basados en I+D.