BRANDT Europe ha desarrollado una tecnología que aumenta hasta en un 20% el número de piezas de melón Cantaloup Jacobo dentro de los calibres comerciales y un 5% de los calibres extra (más de 1 kilo), como recoge en este reportaje Diario de Sevilla.

El ensayo, realizado en el Paraje de la Habana, en Adra (Almería) en una superficie de 4.000 metros, tenía el objetivo de optimizar su productividad mejorando el cuaje y reduciendo el aborto, aumentando así el volumen de kilos por superficie, el número de piezas cuajadas y comerciales y su peso.

Después de aplicar dos pases de tratamiento, con una combinación de dos productos desarrollados en Carmona, BRANDT In-Vigo a razón de 1 cc/l y BRANDT MANNIPLEX a 2 cc/l, ambas en tratamiento foliar, se consiguió el aumento en general de los frutos cuajados y la reducción de abortos tras el cuaje. Además de un aumento del número de piezas dentro de los calibres comerciales de hasta el 20% y de un incremento del 5% de los calibres extra, las líneas de melón Cantaloup Jacobo tratadas registraron una reducción de piezas no comerciales respecto a la zona no tratada del 67 % y un aumento del peso medio del melón del 7,7%, pasando de los 748 gramos de media en la zona no tratada a los 810 gramos de la tratada.

Este aumento de la producción es especialmente significativo para un mercado, el del melón, del que España es el primer exportador del mundo, con 405’72 millones de kilos, el 18’14 por ciento del total mundial, y el primero también en ingresos, por un valor de 306’03 millones de euros y un precio medio de 0’754 euros por kilo (datos de 2018), por delante de Guatemala (hasta 2017 el primer exportador), Honduras y Estados Unidos. El destino habitual del melón español son Francia, Alemania, Reino Unido, Holanda y Portugal.

Brandt In-Vigo es un bioestimulante que mantiene los niveles óptimos de prolina y glutatión en la planta, usados como factores de refuerzo contra diferentes tipos de estrés como heladas, cambios de temperatura, estrés salino y solución salina, que mejora el desarrollo de las raíces, acelera la formación de la estructura vegetativa, aumenta la fecundación, el número de los frutos cuajados, mejora la división celular, reduce la caída de los frutos y, en definitiva, aumenta el tamaño final. Por su parte, Manni-Plex es un sistema de aporte de micronutrientes cuya singularidad consiste en que es reconocido como propio por el cultivo, permitiendo su absorción inmediata y transporte natural por toda la planta. Así, con esta tecnología se consigue que el fruto detecte y solucione enfermedades y fisiopatías, y alcanza una mayor homogeneidad y la obtención de frutos de categoría extra, los más reclamados y demandados por el mercado extranjero.